Tratamiento Biomagnético en Mexicali

Tratamiento con Biomagnetismo Médico

La aplicación del Par Biomagnético durante una sesión terapéutica de Biomagnetismo consiste en la colocación de pares de imanes de mediana intensidad y de polaridades opuestas en puntos concretos del cuerpo del paciente que han sido rastreados previamente por el terapeuta e identificados como causantes de desequilibrios energéticos. A partir de este momento comenzará un proceso durante el cual el cuerpo irá recobrando progresivamente con mayor o menor rapidez la normalidad, proceso que irá acompañado de una mejoría paulatina del cuadro sintomatológico.

 

El número de sesiones necesarias para lograr la curación dependerá de cada paciente y de cada caso concreto. No hay dos enfermos que reaccionen de manera idéntica ante una enfermedad dada. Cada uno tiene una edad, constitución, metabolismo, estilo de vida, estado nutricional, estado anímico, carga tóxica, sistema inmune; diferente. Además, el tiempo de evolución de su enfermedad, su cronicidad, el daño ya producido y los remedios aplicados previamente también varían.

No obstante, es frecuente que ya desde la primera o segunda sesión empiece el paciente a notar cambios positivos en su salud. Como término medio, con una secuencia de tres sesiones -una a la semana- se debe obtener una gran mejoría en muchos casos. En casos crónicos suelen requerirse más sesiones. El número final de sesiones necesarias lo marcará sin embargo cada paciente concreto.

El Par Biomagnético es una terapia natural como la energía magnética en la que está basada, es externa, no requiriendo punzar, ni cortar, ni manipular, ni ingerir químicos. No puede destruir tejidos, ni propiciar contagios, ni dejar residuos químico-tóxicos, ni producir yatrogenia médica o efectos secundarios indeseables. Es por ello una terapia limpia y además, compatible con otros tratamientos médicos convencionales o alternativos. Debe evitarse únicamente en pacientes que han estado sometidos a quimioterapia en los últimos doce meses, y tomarse una serie de precauciones en pacientes que llevan un marcapasos (para no descargar la pila) y en mujeres que puedan estar embarazadas.

Un paciente que decide someterse a esta terapia debe acudir con calzado cerrado para facilitar el trabajo del terapeuta y no debe dejar de acudir a su médico convencional, que será el que controle su evolución y ajuste en todo momento la intensidad del tratamiento que le aplica. Es frecuente que, una vez comenzado el tratamiento con Biomagnetismo, las dosis de fármacos necesarias disminuyan gradualmente hasta incluso desaparecer en muchos casos. Ajustar estas dosis correctamente es crucial en enfermedades como la diabetes, el Sida u otras crónicas ó degenerativas, y debe ser el médico habitual del paciente el que controle esto.

En Mexicali ya puede conocer ésta terapia: natural, económica, rápida y efectiva.